Consúltanos

Qué es una escara y cómo prevenirlas

Las escaras o úlceras por presión son una de las principales lesiones en la piel a las que se enfrentan las personas encamadas, en silla de ruedas o similares, durante largos periodos de tiempo, siendo un problema grave si no se trata como es debido.

Según el Grupo Nacional para el estudio y el asesoramiento en Úlceras por Presión y Heridas Crónicas, 9 de cada 100 pacientes ingresados a nivel hospitalario se ven afectados por este tipo de problema y se calcula que el costo de prevención superaría los 600 millones de euros cada año.

Así pues, la prevención y el poder evitar este tipo de problemas es fundamental tanto para los cuidadores como para las personas que son más propensas a sufrirlo. También es importante conocer los diferentes grados que existen y qué productos ayudan a que las escaras no aparezcan. En este post te contamos todo lo que necesitas saber sobre las escaras y cómo prevenirlas.

Qué es una escara

Las escaras, también llamadas úlceras por presión y úlceras de decúbito, son lesiones que se producen en la piel y el tejido subyacente debido a la presión o el roce prolongado entre una protuberancia ósea y una superficie de apoyo. Esta presión hace que los vasos sanguíneos y los tejidos queden oprimidos, provocando un bloqueo del riego sanguíneo en esa zona, que suele ser principalmente en la parte inferior de la espalda, caderas, tobillos y talones. 

Qué causa la úlcera por presión o escara

La principal causa de la aparición de escaras es la falta de movilidad, aunque pueden darse otras razones, como, por ejemplo:

  • Inactividad o mantener durante mucho tiempo la misma postura.
  • Roce continuo de la piel con tejidos.
  • Tener la piel húmeda.
  • Falta de hidratación o mala nutrición.
  • Falta de higiene.
  • Incontinencia.
  • Enfermedades de la piel como edemas o sequedad.

Cuáles son los diferentes grados de las escaras

Los grados de las escaras dependen de la gravedad de estas. Los profesionales de la salud diferencian 4 categorías:

  • Escaras de Grado 1

Una escara de grado uno es el tipo de lesión más superficial. Se distingue porque el área de piel afectada aparece como rojiza en pacientes con la piel clara, o azulada, en pacientes con la piel más oscura. En este caso, la piel está intacta, pero puede doler o picar.

  • Escaras de Grado 2

En las úlceras por presión de segundo grado, una parte de la piel aparece dañada, lo que provoca una pérdida de tejido cutáneo. La úlcera parece una ampolla o una herida abierta y la zona presenta un color más rojizo o irritado.

  • Escaras de Grado 3

Las escaras de tercer grado se caracterizan por la pérdida de piel en todo el grosor de la zona. Además, el tejido subyacente también se encuentra afectado, pero ni los huesos ni los músculos tienen daños. Es como una herida abierta y ahuecada.

  • Escaras de Grado 4

El cuarto grado de escaras es el más grave de todos. La piel se encuentra muy dañada, el tejido sufre necrosis y el músculo o el hueso subyacente pueden verse afectados. Los pacientes que tienen este tipo de escaras cuentan con un alto riesgo de padecer infecciones graves.

Cómo prevenir escaras

Como hemos comentado antes, algunas de las zonas más comunes en las que suelen aparecer las escaras son: talones, tobillos, zona inferior de la espalda, caderas, nuca, hombros, codos y rodillas.

Para evitar que las úlceras por presión aparezcan, hay que llevar a cabo una serie de procedimientos que ayudarán a su prevención:

  • Garantizar una dieta rica en proteínas y una buena hidratación con al menos 8 o 10 vasos de agua al día.
  • Llevar un control de la humedad de la piel de forma regular y mantenerla limpia, seca e hidratada.
  • Mantener una buena higiene corporal y llevar ropa de algodón por su mayor transpirabilidad.
  • Realizar masajes suaves y específicos en cada zona propensa a la aparición de escaras, sin realizarlos sobre la propia úlcera.
  • Cambiar de posición de manera frecuente y favorecer la movilidad, evitando las posturas que ejerzan mayor presión sobre las zonas más afectadas. 
  • Examinar a menudo la piel de las personas encamadas.

Productos para combatir las escaras

Además de las recomendaciones mencionadas anteriormente, hay determinados productos que ayudan a prevenir la aparición de escaras en la piel hasta 1º y 2º grado, como son los colchones viscoelásticos, las camas con autorregresión o con  camas de varios planos de articulación. 

En el caso de los colchones viscoelásticos, el tejido viscoelástico se ajusta y adopta la posición que tome la persona, de esta forma, los puntos de presión se distribuyen de manera uniforme evitando la aparición de ulceras por presión de 1º y 2º grado.

En el caso de las camas con autorregresión, la eficacia tiene lugar en la zona del sacro. El sistema de autorregresión favorece una posición óptima de la cadera al mantener el glúteo y zona lumbar en contacto directo con la articulación del respaldo. De esta forma, se evita tener espacios entre la articulación y las partes mencionadas, generando una mayor distribución de los puntos de presión sin que se aplique una tensión excesiva sobre el sacro.

Las camas que contienen varios planos de articulación también ayudan a prevenir la aparición de úlceras de 1º y 2º grado. Ya que, al existir mayor número de articulaciones en la cama, la posición anatómica de la persona se adapta mejor, distribuyéndose los puntos de presión habituales de forma óptima.

Cuando el grado de la escara es mayor, se recomiendan colchones de aire basculantes, ya que al contener celdas que distribuyen el aire, generan movimiento de las zonas y puntos de presión, aliviándolos, gracias a un motor. También existen colchones de aire no basculantes, con celdas de aire sin motor pero que distribuyen la presión ergonómicamente. 

En Armisen Care somos conscientes de ello, por eso, dentro de nuestro catálogo encontrarás diferentes modelos de camas y colchones que, como te hemos comentado, ayudan a evitar a que los pacientes encamados durante mucho tiempo  sufran de escaras.

Así pues, algunos modelos de cama son:

Lago Care

La cama Lago Care, es un producto que combina diseño, funcionalidad y seguridad con movilidad, flexibilidad y confort tanto para el paciente como para el cuidador. 

Destaca por las diferentes posiciones que puede adoptar desde los 25 cm para evitar caídas hasta los 80 cm de altura para ayudar al cuidador a mover al paciente sin forzarlo. Además, adopta la posición de Trendelenburg inverso, posición sentado o relax y posición de enfermería gracias a la autorregresión, aliviando la presión en la zona lumbar.

Bohème

En el caso de la cama Bohème, además de su elegante diseño, esta cama destaca por el confort y la funcionalidad que ofrece al paciente. Cuenta con un mecanismo invisible de subida y bajada integrado en el marco del somier y, en el caso de la Bohème de matrimonio, cada somier puede ser articulado de manera independiente.

Al igual que la cama Lago Care, la cama Bohème puede adoptar las posiciones de Trendelenburg/Anti-Trendelenburg y cuenta con respaldo retráctil para mejorar la postura del usuario en la cama.

En Armisen Care, tu tienda especializada en mobiliario asistencial, hacemos todo lo posible para ofrecer a nuestros clientes los mejores productos del mercado que combinan diseño con calidad y ergonomía, haciendo más fácil su día a día, evitando la aparición de escaras con camas articuladas y sillones ergonómicos de primera calidad.

Apostamos por crear espacios para personas que necesitan un cuidado específico, pero sin renunciar a una mejor calidad de vida. Si quieres conocer mejor nuestro trabajo o los productos disponibles, visita ahora nuestra web. También puedes llamarnos para solicitar la información necesaria, estaremos encantados de atenderte.

💬 Contacta con nuestros expertos
Escanea el código
¡Llámanos!